Nuestra Promesa

NUESTROS ALUMNOS, EL FUTURO DE LA SOCIEDAD

Una educación bilingüe, además de las ventajas derivadas de una comunicación intercultural y de una oferta profesional más amplia, implica dotar a un niño de una doble aproximación a la realidad y al juego de significados. El bilingüismo representa una mayor estimulación cognitiva, pues los conceptos se agregan con mayor número de matices.

Es recomendable que el niño empiece a aprender el nuevo idioma en edades tempranas, a ser posible desde que nace, ya que se encuentra en la primera fase de asimilación de la lengua, cuando aún no es consciente de los distintos idiomas, sino que capta sonidos y significados de la persona que  los produce.

La clave para obtener buenos resultados es que el aprendizaje sea eminentemente significativo y práctico, el uso del inglés, no sólo en clase, sino también a todos los niveles de la vida escolar cotidiana. Para nuestros alumnos el uso del inglés acaba siendo natural ya que se utiliza en un entorno más amplio que los límites de la clase: los cuentos, las canciones, los juegos, el comedor, la higiene, los hábitos se vuelven pretextos para comunicarse en inglés de forma normal.

This website uses cookies. You can check our cookies policy here. If you keep browsing this page, you’re accepting it. Esta página web utiliza cookies. Puede consultar nuestra política de cookies aquí. Si sigue navegando, la está aceptando.
Cookies policy/Política de cookies +