Discurso Dux 2011

Buenos días,

Estoy muy contenta de haber sido elegida para dar este discurso ya que es un momento muy importante para todos nosotros en el que nuestros caminos se separan.

Aún recuerdo los primeros cursos de colegio cuando llegábamos llorando a las clases de Susan, Jaione, Wendy y otros muchos; cuando aún no éramos conscientes de todo lo que nos quedaba por delante en ELIS y aún así al final se ha pasado volando.

Todos nosotros acabamos de terminar una etapa de catorce años donde hemos sido muy felices, no sólo nos han educado con una buena base para el mundo universitario sino que hemos crecido en un ambiente alegre, participativo, donde destacaría sin duda nuestra relación con profesores.

Desde que éramos enanos y durante todo este trayecto hemos tenido una relación increíble con prácticamente todo ellos y me llevo un muy buen recuerdo de cada uno.

Anécdotas en clase hay miles: Desde las divertidísimas clases de Jeffrey, a los consejos de Marisa, los exámenes con Emilio donde era imposible concentrarse por lo mucho que hablaba él mismo, los innumerables vecinos y conocidos de Aurora que hacían de las explicaciones biológicas debates entre risas, aquellas frases de Irene como “Sois unos terroristas emocionales” o “No elijáis carrera, haced todos arte dramático” que recordaremos con afecto, el “En verde” de Toni y sus clases sin descansos, y por supuesto Mila, que incluso con sus numerosos enfados y su frase “Sólo os quedáis con lo anecdótico” la recordaré siempre con muchísimo cariño.

A todos ellos y a todos los que me faltan por nombrar de infant, primaria, secundaria y bachillerato gracias, gracias porque todos habéis contribuido a llenar una parte muy importante de mi vida.

Por último, no puedo despedirme sin nombrar a mis compañeros de clase con los que he compartido tantos buenos momentos, en especial con Victoria, Andrea y Mara.

Creciendo con todos ellos he aprendido a valorar virtudes tan importantes como el compañerismo, la confianza, el respeto, la comprensión y el apoyo. A todos les voy a echar mucho de menos y estarán siempre en mis recuerdos y en mi corazón.

Muchas gracias

Blanca Bravo Queipo de Llano